MOTIVACIÓN INTRÍNSECA VS EXTRÍNSECA

Nunca has pensado por un momento ¿De dónde viene tu fuerza para ir por tus sueños? ¿Por qué en algún momento alcanzaste lo que querías a pesar de las dificultades? La motivación surge desde el exterior (extrínseco) o desde tu interior (intrínseco)

Si bien ambos tipos son importantes, se ha descubierto que la motivación intrínseca y la motivación extrínseca pueden tener diferentes efectos sobre el comportamiento y la forma en que las personas persiguen sus objetivos.

¿Qué es la motivación extrínseca?

La motivación extrínseca ocurre cuando estamos motivados para realizar un comportamiento o participar en una actividad para ganar una recompensa o evitar el castigo.

Algunos ejemplos son:

Estudiar porque quieres obtener una buena nota.

Participar en un deporte para ganar premios.

Competir en un concurso dentro de la empresa para ganar ascenso.

En cada uno de estos ejemplos, el comportamiento está motivado por el deseo de obtener una recompensa o evitar un resultado adverso. Las personas se involucran en un comportamiento no porque lo disfruten o porque lo encuentren satisfactorio, sino para obtener algo a cambio o evitar algo desagradable.

 

¿Qué es la motivación intrínseca?

La motivación intrínseca implica involucrarse en un comportamiento porque es personalmente gratificante; esencialmente, realizar una actividad por su propio bien en lugar del deseo de una recompensa externa.

Algunos ejemplos son:

Participar en un deporte porque la actividad te resulta placentera.

Resolver un rompecabezas de palabras porque el desafío te resulta divertido y emocionante.

Ascenso laboral porque lo encuentras emocionante y es lo que siempre has querido.

En cada uno de estos casos, el comportamiento de la persona está motivado por un deseo interno de participar en una actividad por sí misma. Esencialmente, el comportamiento en sí mismo es su propia recompensa.

Motivación extrínseca vs. intrínseca: ¿Cuál es la mejor?

Entonces, la principal diferencia entre los dos tipos de motivación es que la motivación extrínseca surge desde fuera del individuo, mientras que la motivación intrínseca surge desde adentro.

No se trata de que alguna sea mejor que otra, sino de que tu puedas diferenciar cuál es la que está más presente. Obviamente la motivación intrínseca al venir de adentro, de tu corazón, de tu fuerza y poder siempre la hará más especial.

La motivación intrínseca es tu gasolina para avanzar en tus objetivos “objetivos de verdad, los que vienen del alma”.

Ambas conducen tu comportamiento, por eso es necesario comprenderlas, para utilizarlas mejor.

¿Cuáles son tus motivaciones internas y externas?

Con todo mi amor,

Ale.

3 comentarios
    • Alejandra Duarte Coach
      Alejandra Duarte Coach Dice:

      ¡Hola Luís!

      Si, en efecto es la gasolina de nuestro día a día. Si no tienes motivación interior, puede que no mantengas “ese objetivo” siempre.

      Si la notivavion es intrínseca da igual lo que se ponga por delante, porque siempre vas a salir victorioso.

      Un abrazote.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *