TUS CREENCIAS PARALIZAN TU ÉXITO

Todos tenemos un potencial personal inimaginable, pero los resultados del día a día no reflejan eso. ¿Por qué sucede esto? Porque nuestras creencias inconscientes paralizan el éxito.

Nuestra naturaleza es solo invertir energía en lo que creemos que producirá el resultado que buscamos. Por lo tanto, cuando creemos que algo no va a funcionar, incluso inconscientemente, saboteamos nuestro potencial al tomar una acción poco entusiasta.

Poca acción equivale a malos resultados.

Si tienes malos resultados es porque eso es igual a tus creencias. Es un círculo vicioso que solo termina cuando decides cambiar tus acciones.

Acción, Resultados, Creencias y Certeza. Cada una de estas palabras es la fórmula del éxito. Necesitas acción para generar un resultado, pero para poder generar esa acción necesitas tener la certeza que puedes hacerlo y creer que viene ese resultado, a esto lo llamo el ciclo de éxito.

Cuantas más creencias resueltas tengamos sobre el logro de algo, más potencial tendrás. Con mayor potencial viene una mayor acción. Mayores acciones producen mejores resultados.

Sin embargo, si no tenemos cuidado, el ciclo de éxito también funcionará al revés. Las creencias tienen el poder de crear y el poder de paralizarte o destruir.  Pero, ¿qué es una creencia, realmente? Es una sensación de certeza sobre lo que significa algo.

El desafío es que la mayoría de nuestras creencias fueron creadas inconscientemente en base a nuestras interpretaciones de experiencias dolorosas y placenteras en nuestro pasado.  Pero el pasado no determina el presente, a menos que continúes viviendo allí.

Podemos encontrar experiencias para respaldar casi cualquier creencia, pero la clave es asegurarnos de estar conscientes de las creencias que estamos creando.

Si tus creencias no te empoderan, cámbialas. 

¿Sus creencias serán la razón por la que deja de tomar medidas para obtener los resultados que desea de la vida?

¿O los transformará en la mejor oportunidad para crear algo extraordinario, ya sea una transformación?

Lo único que te impide obtener lo que quieres es la historia que te sigues diciendo a ti mismo.

Que tengas un grandioso día.

Con todo mi amor,

Ale.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *